miércoles, 8 de octubre de 2014

ATZ. Diario de Jack

Día 46

Cuando volvimos de nuestra expedición al supermercado ya estaba casi anocheciendo. Aún tardamos un rato en poder entrar en casa sin llamar la atención, porque había un puñado de tarados en los alrededores del edificio. Había dos o tres justo en la entrada, balanceándose inmóviles frente a la puerta. No vimos ningún movimiento en las ventanas, ni siquiera después del ruido de las carreras y los golpes cuando nos los cargamos. Eso comenzó a inquietar a Robert y a Joseph.

La casa estaba completamente a oscuras y silenciosa como... bueno, como una tumba. No es la expresión más adecuada. Lo sé.


Robert y Joseph atravesaron el recibidor y se encaminaron escaleras arriba llamando a Laurie, y a Ann, y a los niños. Con cada llamada comenzaba a asomar en sus voces un deje cada vez más histérico. Nosotros los seguíamos justo detrás, ya con las armas en la mano, y casi nos liamos a tiros en medio de la oscuridad cuando Robert estuvo a punto de tropezar con algo en lo alto de las escaleras.
Will tuvo el tino de encender una linterna para evitar que rodáramos escaleras abajo. Creo que pasaré el resto de los días que me queden deseando que no lo hubiera hecho.

Lisa, la chica herida que habíamos rescatado, ya no era Lisa. Se había convertido en otra de esas cosas, y estaba apoyada con las palmas de las manos (casi con suavidad) contra la puerta de una de las habitaciones sin dejar de gruñir, mientras le daba ocasionales cabezazos. Tenía el rostro y el pecho y los brazos teñidos de sangre medio reseca. A pesar del ruido que estábamos armando y la luz de la linterna aún tardó en fijarse en nuestra presencia.
En el suelo estaban Laurie y Ann... dos muñecas descarnadas e inmóviles sobre una inmensa mancha roja. Apenas si pudimos distinguirlas por los jirones de ropa.

El tiempo se espesó. O más bien comenzó a avanzar a saltos, como una serie de fotos de un mismo instante tiradas desde distintos ángulos:

Joseph inmóvil al pie del rellano, con los brazos colgando muertos a los costados, la boca descompuesta en una mueca que en cualquier otra situación hubiera resultado cómica.

Robert caído de rodillas en un gruñido ronco, gateando sobre el charco de sangre hasta el cuerpo de su mujer sin decidirse a tocarlo.

La cosa que ya no era Lisa, extendiendo un brazo hacia Robert con la boca abierta hasta un tamaño imposible.

Alex saltando sobre el cuerpo de Laurie, derribando a la cosa que ya no era Lisa y aplastándole la cabeza con la culata del rifle hasta dejarla reducida a pulpa.

No sé cuánto tiempo contemplamos a Joseph  y Robert desmoronarse, incapaces de reaccionar ¿segundos? ¿minutos? Solo cuando alguien musitó "¿y los niños?" parecieron volver a una realidad vidriosa, llamando a voces a sus hijos.

Yo también me puse nervioso, lo reconozco, al acordarme de repente de Arthur. Me dirigí hacia la puerta sobre la que se apoyaba la-cosa-que-ya-no-era-Lisa e intenté abrirla. Estaba cerrada. Sin tener muy claro si eso era una buena o mala noticia comencé a forcejear con ella hasta que conseguí abrirla con la ayuda de Will.

Ada se encontraba encogida en un rincón tras un mueble, tapada completamente con una sábana. Ni siquiera cuando entramos a trompicones pareció moverse mucho. Arthur estaba de pie, ocultándola tras él en una actitud que quería ser protectora. Me conmovió.

Costó algo más encontrar a Luke y Mark. Estaban en la habitación del piso inferior, y estaban tan conmocionados que ni siquiera cuando irrumpimos parecieron reconocernos. Mark comenzó a chillar cuando su padre lo intentó coger, y hubo que taparle la boca hasta que comenzó a calmarse. Aún ahora me sorprende cómo no llamamos la atención de los muertos de toda la ciudad.

Los días posteriores no han sido más que una colección de recuerdos nebulosos...
El silencio pesado e inmóvil en medio de este calor sofocante. Los sollozos ahogados de los niños.
Joseph y Robert dando descanso con un disparo a los cuerpos devorados de sus mujeres, reanimados pero incapaces de moverse, utilizando una almohada para amortiguar el estampido.
El entierro apresurado y clandestino en el pequeño patio trasero de la casa, mientras los demás vigilábamos y abatíamos a los tarados que se acercaban.
Los planes apresurados para dejar atrás Palestine, la casa y el dolor, mientras Will, Alex y yo intentábamos imponer un poco de cordura y que no se convirtiera en un un suicidio insensato.
La partida al amanecer, aprovechando que los tarados parecen menos activos, en medio de un frenesí de bultos de equipaje. Los niños encogidos en los asientos traseros, mirando ausentes la calle.


Frente a lo que temía ha sido fácil alcanzar la salida de Palestine y no ha habido complicaciones. Hemos decidido tomar la Condal 84 por el sureste, hacia Rusk. Es un pueblo pequeño y quedó vacío tras la cuarentena, con toda la población refugiada en nuestra ciudad. No deberíamos tener problemas para atravesarlo. Después por el sur hacia Alto, y después tal vez hacia Nacogdoches. Ya se verá. No termina de gustarme el plan, demasiadas cosas dejadas al aire. Pero tampoco podemos hacer mucho más.

Ya estamos cerca de media mañana. Hemos parado a estirar las piernas porque los niños estaban a punto de mearse dentro del coche, y este cobertizo vacío (¿por qué construyen cobertizos en medio del campo?¡es absurdo!) parece un lugar tan bueno como cualquier otro. Yo no tenía ganas de salir de la caravana, así que intento quitarme las telarañas de la cabeza escribiendo.

Ya vienen. Nos ponemos en marcha otra vez.

Pobres críos.





martes, 26 de agosto de 2014

Tutorial: creando tramos de carretera




Hacía ya un tiempo que quería crear algunos tramos de carretera para nuestras partidas, y nuestro último escenario de la campaña de ATZ me ha brindado la excusa perfecta. Anteriormente había creado una carretera a todo correr (podéis ver el cutre tutorial AQUÍ) a modo de escenografía "de urgencia", pero me apetecía crear algo mejor acabado, más consistente y que cumpliera mis tres premisas habituales: fácil, barato y resistente.

Si lo comparáis comprobaréis que no hay demasiada diferencia con el anterior, y que básicamente se le ha añadido una base rígida para proporcionarle mayor resistencia y añadirle algunos detalles. Quedan los acabados finales que son los que le terminarán de dar personalidad a la pieza, pero eso tendrá que esperar a la próxima partida...

Materiales necesarios:

- Tablero de DM. Yo utilicé el de 4 mm. de grosor, sacado de un marco de fotos de una tienda de "Todo a 1 €"

- Papel de lija. El grosor del grano va en gustos, pero es importante que sea de color negro para ahorrarnos trabajo a la hora de pintar.
- Arena fina.
- Cola blanca.
- Cutter.
- Regla metálica.

El primer paso es cortar el tablero de DM a la medida deseada. Yo lo he cortado en tramos rectos (los tramos de curva son otra historia) de 30 cm. de largo y 14 cm. de ancho, lo que me permitirá dejar 2 cm. a cada lado para representar el arcén.



A continuación marcamos el borde del arcén con un rotulador fino para delimitar la carretera. Las medidas dependen de la escala a la que esteis jugando y el tipo de carretera, pero cualquier foto apropiada de internet os puede dar buenas indicaciones; yo le he dado un ancho de 10 cm. a toda la calzada y 2 cm. de arcén a cada lado.
Luego cortamos los bordes largos de cada pieza en bisel con la ayuda de un cutter, a fin de que no haga un escalón demasiado brusco y se integre mejor en el tablero. También podemos hacerle algunos socavones al arcén para que no quede tan homogéneo. La foto no permite apreciar los cortes demasiado bien pero ahí están, palabra.



Llega el momento de añadir el asfalto a la carretera... cortamos el papel de lija con el largo y el ancho elegido. 
¡Sorpresa!¡El largo del papel de lija no es suficientemente largo! En mi caso me encontré con que los tramos de carretera que había recortado eran más largos que las láminas de papel de lija... Bueno, las carreteras también tienen sus grietas y desperfectos, así que decidí convertir la pifia inicial en una ventaja. Simplemente hay que recortar los bordes de la lija de manera irregular y añadirle otro trozo a continuación:



Profundizar y dar textura a las grietas con ayuda de un cutter, y pegar arena en los arcenes para simular el terreno. Con moderación también puede crear un efecto interesante en las grietas:



Una vez la cola esté seca, eliminamos el exceso de arena de los arcenes e imprimamos con ayuda de un spray. Hay que tener la precaución de cubrir la calzada para no mancharla con la pintura:



Y por último el pintado... como imaginaréis las posibilidades aquí son ilimitadas, en mi caso decidí utilizar una técnica muy cutre básica y rápida empujado por las prisas (de hecho la carretera llegó con la pintura casi fresca a la partida) para darle un acabado mucho mejor algo más adelante.
Para los arcenes le di una capa base mezcla de ocre y marrón oscuro, con un lavado de marrón oscuro y negro. Luego pincel seco de ocre, y finalmente otro más suave de gris claro.
En la calzada tenía la intención inicial de utilizar el aerógrafo para iluminar en gris la propia textura de la lija, pero ante las prisas me decidí por aplicar el gris con la ayuda de una esponja. El resultado es el que veis, y como no me convence en absoluto no tendré más remedio que volver a pintarlo tarde o temprano. Hay que decir que sobre la mesa no lucía mal, pero desde luego no se acercaba a lo que andaba buscando.
Si algún día decidís aplicar pintura con esponja el único consejo que os puedo dar es que lo hagáis con muy poca pintura y en movimientos circulares y lo más irregulares posible.



Queda pendiente volver a pintar la calzada desde cero -esta vez a aerógrafo-, detallar las líneas y los desperfectos de la carretera, sombrear los arcenes y añadirle hierba y algunos detalles... pero eso será en otra entrada.








viernes, 15 de agosto de 2014

El 18º de Port Belisario cumple cuatro añitos


Así es,  no estaba dispuesto a que se me pasara autofelicitarme como me ocurrió el año pasado. ¡Cuatro años ya de singladura! Esta particular nave ha llegado a avanzar en sus mejores momentos a todo motor con más de una entrada por semana -cosas del exceso de tiempo libre- y ahora ha desplegado sus velas solares, dejándose llevar con un ritmo un tanto perezoso y más bien errático. Qué se le va a hacer, así de caprichosa es la navegación... lo importante es que aquí seguimos.

Este año ha sido el de los proyectos no acabados, e incluso de los que siquiera han llegado a ver la luz. El escaso tiempo para pintar ha tenido su reflejo en la mayor asiduidad de los juegos de mesa y en la organización de actividades del club de juegos... pero esa no es la temática de este blog.

Entre los proyectos inacabados por primera vez nos hemos adentrado en el mundo de los wargames históricos -de los que siempre hemos sido asiduos desde el tablero y las fichitas de cartón- con la época napoleónica. Ya habéis podido ver algunos avances, pero vamos lento y aún no hemos podido llegar a estrenar el reglamento siquiera a modo de testeo ¿llegará el proyecto a buen puerto finalmente? Pienso ser insistente con el tema.



Otro proyecto que no ha llegado a ver la luz pero que acabará haciéndolo, por atrayente y asequible. Tras el lanzamiento del juego Sails of Glory (en el club hubo largos e interesantes debates acerca de si era EL REGLAMENTO que estábamos buscando. A mí me gustó más de lo que yo mismo esperaba) era inevitable que nos planteásemos construir nuestras propias flotas, y luego usarlos con el reglamento que nos viniese en gana. La casa de Langton Miniatures ha sido nuestra opción inmediata pero los bolsillos... ¡Ay, los bolsillos! En cuanto podamos, servidor piensa hacerse una flota española con la que atacar las posesiones inglesas en Norteamérica.



Nuevo proyecto que se ha quedado estancado en la fase de planificación; se trata probablemente de mi proyecto más ambicioso, y no he hablado de él con casi nadie hasta tenerlo bien estudiado. Pretendo construir mi propio tablero modular inspirado por las fotos de los míticos tableros que mostraban los hermanos Perry en las antiguas WD, en los manuales de El Señor de Los Anillos y, más recientemente, en el manual de Black Powder. Lo más realista posible, adaptable a distintas escalas y ambientaciones y visualmente atractivo. Pretendía aprovechar que en verano hay algo más de tiempo para pasar a la fase de realización...¡iluso de mí! No hay fotos aún, pero todo se andará.

Y último de los proyectos que no verán la luz a corto plazo, me temo. En Mentes Hexagonadas estamos jugando una pequeña campaña de la guerra de independencia española con el Command & Colors: Napoleonic. Se juega sobre un tablero hexagonado visualmente bastante atractivo, y como la cabra tira al monte, llevo tiempo dándole vueltas a construir un tablero hexagonado con relieve. Eso permitiría utilizarlo para toda una serie de juegos que ya tenemos en el club: Command & Colors, Memoir '44, nuestra propia versión de Axis & Allies o, quién sabe, desempolvar nuestros viejos mech y volver a jugar al clásico battletech.  Seguiré contando, porque este es un proyecto relativamente rápido y fácil de realizar.

La maldición del friki ¡Tantos proyectos y tan poco tiempo!
A todos los que seguís este humilde blog, gracias por estar ahí :)




lunes, 28 de julio de 2014

ATZ. La granja

Después de varios retrasos por fin hemos conseguido quedar para continuar nuestra campaña de ATZ (¡dentro de dos días!) y he decidido presentar la escenografía que tenemos preparada para el escenario: una granja realizada por Stoetzel Structures.



Se trata de una granja tradicional estadounidense de madera y chimenea de piedra y con el obligatorio porche de madera (donde sin duda el dueño tomaría limonada en las tardes de verano, con su rifle de caza siempre a mano) . Tiene dos pisos de altura y mide aproximadamente 19x17 cm. de planta, un edificio de dimensiones respetables.


Posee dos entradas, una principal protegida por el porche, y una trasera que permite acceder a la casa por la cocina desde el huerto cercano.
El interior de la planta baja es sencillo, pero bastante realista en cuanto aspecto y distribución: un gran salón y recibidor que aloja la chimenea, unas escaleras de subida y la cocina, que ocupa un tercio del piso.


La segunda planta alberga un par de habitaciones, un cuarto "para otras cosas" (una especie de pequeña salita) y el aseo. La distribución es algo más rebuscada, pero por otro lado puede convertir su exploración en un reto añadido con tanto recoveco...




He localizado un par de fallos en el montaje -que bien pueden ser causados por mi torpeza- y que me apetece destacar. El primero y más notable es el porche (¡recortarlo y perfilarlo fue un pequeño infierno!) cuyos laterales no se pueden pegar a la fachada a menos que queden inclinados, lo que le resta consistencia a una pieza que ya es de por sí frágil... podría corregirse recortando la anchura del tejadillo algunos milímetros, pero para cuando me di cuenta del fallo ya era demasiado tarde.


El otro fallo más destacable es el del equilibrio del tejado. Dos de las paredes interiores son demasiado altas, lo que hace que el tejado no asiente como debiera y quede "colgado" a modo de balancín. Por suerte este problema es fácil de resolver eliminando con una cuchilla el sobrante de la pieza sin que se note demasiado.


Un balance muy rapidito sobre los modelos de esta marca:

Lo bueno:

- Posee modelos francamente realistas que reproducen con mucho acierto la arquitectura civil estadounidense: iglesias, granjas, pubs, hospitales... Si juegas con ambientaciones de las décadas 20-50 su catálogo es de lo más interesante.

- Su precio, que ronda los 5$ de media. Puedes llevarte lotes de edificios que llenarán una mesa de juego por menos de 10$ ¡A ver quién mejora eso!

- La distribución interna de los edificios se esfuerza por resultar coherente, lo cual es de agradecer. Para mi gusto personal otras marcas -como la, por otra parte estupenda, Worldworks Games) poseen una distribución de habitaciones más pobre o menos realista, o lo dejan directamente a la habilidad del jugador. Stoetzel se cuida de estos aspectos con bastante detalle.

Lo mejorable:

- Las texturas de los edificios son mejorables, sin que lleguen a ser malas. Pecan de cierta falta de detalles y de cierta falta de realismo en las superficies; algo más de tratamiento sería de agradecer.

- Pequeños fallos de acabado y ensamblaje como los que he comentado más arriba, que sin estropear la pieza obliga a arreglos de última hora y resultan un tanto frustrantes... ¡más atención a estos detalles estarían muy bien!

lunes, 9 de junio de 2014

Napoleónicos: otra compañía lista.




Mientras ocupo los pinceles en otros proyectos aprovecho los huecos para ir avanzando en este proyecto: una segunda compañía para añadir al 88º de Línea, con lo que poco a poco el primer batallón de los "Connaught Riders" va tomando forma.
En esta segunda peana he querido mantener las figuras en posición de avance para que el batallón tenga un aspecto cohesionado, aunque al haber más variedad de poses el aspecto es más dinámico. También se incluyen dos tipos de chacó: el típico belga con plumón frontal, y otro con la funda que se utilizaba para preservarlo del mal tiempo. Inicialmente le modelé a este último tipo un plumón frontal con masilla verde para unificar las tropas, pero quedaba demasiado evidente. De modo que lo eliminé y lo dejé con su aspecto original... No solo era congruente a nivel histórico, sino que le añadía algo de dinamismo. Creo que no me arrepiento del resultado, aunque soy consciente de que se le puede sacar más partido a las peanas.



Una muestra con las dos compañías unidas avanzando decididamente hacia el enemigo... con una peana más tendré listo el primer batallón. Por cierto que en la anterior entrada denominé erróneamente como batallón a la primera peana: falso. Un batallón está conformado por varias compañías. Y seguro que me estoy saltando más detalles a nivel  Cosas que uno va aprendiendo sobre la marcha)

domingo, 18 de mayo de 2014

Napoleónicos: Más avances con los británicos

A saltos y trompicones, pero ya tengo terminada la primera peana de mi batallón de británicos. Tras la prueba que realicé anteriormente he pintado las cuatro minis que conforman una de las peanas de un batallón. Un batallón lo forman tres peanas en total, así que aún queda tarea por delante.



Después de ver las opciones que tenía con las minis disponibles y rebuscar fotos aquí y allá he optado por colocar en la misma peana a cuatro figuras idénticas. No soy amigo de colocar poses tan repetitivas, pero en este caso he preferido reforzar la sensación de uniformidad con todas las minis en posición de avance.


Como ya comenté hace un par de entradas las minis pertenecen a la casa Italieri, y aunque su calidad de esculpido es bastante aceptable poseen algún que otro error de detalle: en la caja se incluye los distintos tipos de infantería (línea, ligera, granaderos) y las hombreras que llevan, aunque son propias de la infantería ligera, las llevan esculpidas todas las figuras por igual. Esto me ha obligado a "falsear" el pintado para simular las hombreras propias de la infantería de línea.


En cuanto a la peana estuve dudando de si fabricarla con el habitual DM, pero la idea no terminaba de convencerme. En lugar de ello opté por fabricarlas con lámina de plástico, un material similar al plasticard (pero más duro y resistente al corte) que puede comprarse en tiendas de cartelería a buen precio. Una vez lijada la peana (para que el pegamento agarrase mejor las propias figuras) y seco el pegamento, utilicé masilla verde para disimular las peanas y crear algo de relieve. Sobre la masilla utilicé arena para imitar la textura de la tierra, y añadí una capa de cola blanca extra para rebajar el grosor del grano.

Para pintar la peana decidí utilizar tonos ocres para ambientar el reseco terreno extremeño (¡el 88º marcha de camino al asedio de badajoz!) con un pincel seco final muy claro de blanco. Como detalle final añadir algunos parches de hierba diseminados, que aún quedan por retocar para darles un aspecto más reseco, pero  puedo dar por terminada la unidad.
Ahora, a por las siguientes...

martes, 8 de abril de 2014

Nos conceden un Premio Liebster...¡otra vez!



Mi estimado Suber desde su estupendo blog Oldschool Workshop ha tenido la gentileza de concederme un premio Liebster. Ya habíamos tenido el mismo placer hará cosa de dos años, pero lo cierto es que no por repetido tal reconocimiento deja de halagarnos y engordar nuestro insaciable ego...
Eso sí, esta vez hay condiciones. Para poder recoger el premio deberé desnudar mi alma y revelar detalles sobre mi tormentosa personalidad y mi oscuro pasado. Mi colaborador habitual Jack se libra de su parte del trabajo, pero ya se me ocurrirá alguna penitencia por escurrir el bulto.

Estas son las condiciones que debo cumplir:
- Contar 11 detalles acerca de mí. Y que sean ciertos, claro.
- Responder a las 11 preguntas que Suber, el concesor del premio, me hace.
- Nominar a 11 nuevos blogueros

Vamos allá...

1. La ausencia de actividad de este blog  durante seis meses se ha debido, pese a lo que afirmaba la prensa, a cuestiones estrictamente laborales. Los rumores que circulaban en internet acerca de organizaciones gubernamentales, cultos apocalípticos y entidades extradimensionales no son más que meros infundios.

2. Tras dos años vagando por el más absoluto yermo laboral (en el que pintar minis y publicar en este blog constituyó una auténtica válvula de escape) por fin he vuelto a trabajar. Me hallo a años luz de volver a hacer lo que realmente me gusta, pero pagar las facturas lo compensa de sobra. En el estado actual de las cosas sé que debo estar agradecido, y de hecho lo estoy.

3. No tengo demasiadas esperanzas de retornar a mi anterior profesión, que también es pasión: la arqueología.

4. Tengo cierta tendencia natural a la melancolía, por más que la edad me haya ido concediendo un punto de vista mucho más pragmático sobre el mundo. Aún así, por si acaso procuro rodearme de gente más vital que yo para contrarrestar eventuales accesos.

5. Pensé que la edad tambien me haría más conformista, pero no ha sido así: cada día me sorprendo con puntos de vista más radicales. De seguir en esta deriva acabaré por irme a vivir en una cabaña en pleno monte y vistiendo las pieles de los animales que yo mismo cace... ¡Realmente en la Prehistoria éramos más felices!

6. Creo que mi mujer pondría serias objeciones a vestir pieles de animales y vivir en plena naturaleza. Tendré que seguir conformándome con practicar senderismo algunos domingos.

7. Soy capaz de mover la oreja derecha a voluntad. Palabra.

8. Algunos conocidos me dicen, como en una confesión privada, que de bueno que soy es que soy tonto. Personalmente creo que hay un error fundamental en el enfoque: de tonto que soy no soy capaz de ser malo.

9. Tengo bastante sentido del ridículo. Por por alguna extraña razón que ni yo mismo soy capaz de explicar, cuando me encuentro en el punto de mira de varias personas suelo reaccionar en una especie de huida hacia adelante: tirándome de cabeza a hacer el payaso.

10. Alcanzo niveles de empanamiento verdaderamente épicos, que son oportunamente recordados por mi familia y amigos para quitar cualquier autoridad a mis argumentos en una discusión. Una de las más recordadas es haber ido a reunirme con mis amigos en la playa... a cincuenta kilómetros del lugar, justo en dirección contraria. Los motivos de semejante despiste serían largos y farragosos de explicar aquí.

11. No llegué a pasar de la segunda temporada de "Perdidos". Me lo veía venir.


Bueno, primera prueba superada... ¿Os habéis hecho ya una idea aproximada de mi profunda y compleja personalidad? Si aún no habéis desertado de esta entrada (¡No hay fotos!¡ni dibujitos!) ahora toca contestar a once preguntas. Vamos con ellas.

1. ¿Qué es lo que más te gusta del hobby de los "muñequitos"?
Empecé con este hobby de la mano de juegos con un componente muy narrativo: rol, Heroquest, los libros de "Escoge tu Propia Aventura"... no puedo evitar inventarme un trasfondo para las minis mientras las pinto, o concebir mis partidas como historias que deben contarse a la vez que están siendo jugadas. Considero una tarde como bien aprovechada cuando volvemos a casa con una escena grabada en la cabeza, y seguimos recordándola o nos da pie para un nuevo escenario, independientemente de quién ha ganado. Porque esto en el fondo va de contar historias ¿o no?

2. ¿Hay algo que te moleste de pintar o jugar con miniaturas?
Los desconchones. Y los culoduros.

3. ¿El Señor de los Anillos o La Guerra de las Galaxias?
El Señor de los Anillos sin duda. Empecé en este mundo -como muchos de nosotros- con la lectura de El Hobbit, y a partir de ahí no pude parar. He perdido la cuenta de las veces que he leído la trilogía de Tolkien, pero seguro que no menos de dos docenas de veces.

4. ¿Te arrepientes de haber hecho algo (o no haberlo hecho) en la vida?
Por supuesto, y las que me quedan... pero es lo que  en el fondo lo hace interesante.

5. ¿Cuántas minis calculas que puedes tener?
Buf, ni idea; aunque me considero más jugador que coleccionista y lo normal es que compre las minis que voy a pintar, normalmente no suelo moverme por impulsos o caprichos. Si cuento con los dos ejércitos de Epic que duermen el sueño de los justos, diría que unas setecientas. Pero podrían ser más.
Ya me he quedado con la intriga, al final voy a tener que contarlas...

6. ¿Cuál es el mayor tesoro de tu colección?
Otra pregunta difícil... Si es desde el punto de vista de rareza o antigüedad , tal vez el viejo y enorme cañón enano de la marca Grenadier, todo de metal. Era una marca genial, con minis de muchísima personalidad, y guardo un grato recuerdo de ellas.

http://www.chaos-dwarfs.com/forum/archive/index.php/thread-4116-11.html

Si es por cariño, mi pelotón de cadianos de metal. Llevan combatiendo por el Emperador en el Sector Sardanapalus desde hace dieciséis años, y los que les quedan. De hecho creo que se merecen una entrada por derecho propio en el blog, la verdad.


7. ¿Cuál es ese proyecto que siempre has querido empezar pero nunca has hecho?
Un tablero modular, hecho con mucho mimo y detalle, de esos que enamoran al primer vistazo.  Al estilo de los que mostraban los hermanos Perry en las viejas White Dwarf, o los que se ven en el Salute cada año... pero todo llegará, palabra. Lo que pasa es que estoy planeándolo con mucho cuidado.

8. ¿Cuántos proyectos estás llevando a la vez?
Eeer... pregunta incómoda, jeje. Demasiados, como siempre. Sin contar dos encargos de Infinity que van con demasiado retraso, alrededor de media docena. A saber:

- Mis Morat del Ejército Combinado, para Infinity.
- Más escenografía, también para Infinity.
- Más zombis, supervivientes y escenografía para nuestra campaña de All Things Zombie. La horda nunca cesa de crecer.
- Británicos para la Guerra de Independencia Española, un proyecto que avanza despacio pero que estoy empeñado en llevarlo a término.

A un ritmo bastante más lento (más o menos como el de un zombi de los clásicos, especialmente podrido y poco hambriento) avanzan algunos proyectos más:
- Mi fuerza de marines Lamentadores.
- Refuerzos para el 18º de Port Belisario. El Emperador siempre necesita nueva carne de cañón.
- Una horda de demonios, que aún está floreciendo en el jardín demoníaco de Papá Nurgle.

9. ¿A qué mini le has dedicado más atención cuando estabas trabajando en ella?
Pues ha habido muchas... podría hablar de algunos de los tanques de la Guardia Imperial... pero me viene a la cabeza una miniatura de Gimli en la Cámara de Mazarbul, de la marca Mithril. Recuerdo haber estado toda una tarde pintándole la cara y haber quedado especialmente orgulloso del resultado. Era otra época, cuando pintaba para exponerlas en una vitrina y no para jugar... ¡y tenía mucho, mucho tiempo libre!

10. ¿Cómo acabaste mostrando todo esto en tu blog?
Empecé colgando las fotos de mis minis en distintos foros de internet, y supongo que fue la evolución natural. Hay blogs fascinantes que me encanta visitar, y me dije que tal vez alguien encontraría interesante lo que yo iba haciendo. Vanidad en estado puro, vaya (risas).

11. ¿Cuál es tu proyecto más inmediato?
Terminar dos minis de Aleph y un grupo de mercenarios para Infinity, que me han encargado dos compañeros del club de juegos. Tras la sequía creativa hay que empezar por cumplir con los compromisos.


Queda el último requisito por cumplir: recomendar 11 blogs que a mí me parezcan interesantes. Cosa difícil, porque ya no sigo tan de cerca la blogosfera como quisiera y no me gustaría repetirme con los que ya habrán sido nominados, pero vamos allá:

Los Mundos de Ming. Blog polifacético sobre miniaturas, que cubre wargames históricos y fantásticos, con especial afición por el género pulp. Solo por esto último ya vale la pena.

Venganza Tóxica. El autor describe el blog como "mochazos de cultura basura" y ciertamente aquí uno puede encontrar de todo: juegos de mesa, rol, libros, e incluso alguna que otra mini. Recomendable para los espíritus renacentistas, seguro que encontraréis más de una reseña sorprendente.

Freakland Scenics. Siempre me pregunto cómo no posee hordas de seguidores. No solo por la calidad de sus miniaturas (que la tiene, y mucha) sino por el cariño y mimo que dedican a la ambientación de sus campañas y personajes. Me encantan.

My Ever-Growing Fleets. Aunque cubre distintos universos y sistemas de juego, se centra especialmente en juegos "de navecitas". Los que Disfruten con Battlefleet Gothic, Firestorm Armada o Pax Stellarum seguro que lo conocen.

La Larique, quant au nain. Blog centrado principalmente en Wh40K, aunque no descarta otras ambientaciones como la IIGM. Tiene algunos de los mejores ejércitos personalizados que he visto, y su sección de cultistas y horrores cthulhoideos es más que notable. En perfecto francés, eso sí.

Olicanalad's Games. Vale, aquí hay trampa. Este buen señor no necesita que le apoyen con un Liebster viendo la cantidad de seguidores que tiene su blog, pero no me he podido resistir. Sus ejércitos y recreaciones de batallas históricas no tienen ningún desperdicio.

La Forja de Gonfrask. Warhammer 40.000 soberbiamente pintado y transformado. Lo incluyo porque es una gozada ver sus creaciones, y para que a su autor le sirva de acicate a publicar más a menudo (guiño, guiño).

Clearco Miniatures. Su autor no se limita a pintar zombis y señoritas de buen ver: las modela el mismo ¿Alguien podría pedir más?

La Fortaleza de Ícador. Un blog llevado a cabo con una filosofía que me atrae mucho: la creación de un Capítulo propio de Marines Espaciales paso a paso, incluyendo buenas dosis de trasfondo. Todas las unidades y personajes están perfectamente justificados, y pintados y conversionados con cariño y esfuerzo. Muy recomendable

Wargames a 1/72. Gran variedad de tutoriales para la escala 1/72, aunque fácilmente adaptables a otras escalas y terrenos. He sacado más de una idea de este blog.

Jugando con "Muñequitos". Montones de ambientaciones diferentes (sobre todo históricas), minis bien pintadas y tableros de envidia. Perfecto para engancharte a juegos que no tenías ni pensado probar...


Y ahora, mis once preguntas para los blogs que he seleccionado:

1. ¿Por qué empezaste en esta afición?
2. ¿Eres más jugador que coleccionista, o es más bien al revés?
3. ¿Acostumbras a pintar en grupo con los amigos, o lo consideras más una actividad solitaria?
4. Para ti La meca del wargamero, a la que hay que peregrinar al menos una vez en la vida, es...
5. ¿Grandes batallas o escaramuzas?
6. Reconócelo: has coqueteado con la idea de crear tu propio reglamento, y es...
7. ¿Hay alguien (aficionado o no) cuyo trabajo te sirva de inspiración?
8. ¿Cuáles son tus ambientaciones favoritas, tanto histórica como de fantasía/ciencia-ficción?
9. ¿Cuál es la miniatura más extravagante que has llegado a tener?
10. Tu proyecto culmen (hasta la fecha, esperamos) ha sido...
11. ¿Escuchas música mientras pintas?¿Cuál?

Nada más por hoy. Gracias (de nuevo) a Suber por el premio, enhorabuena a los nuevos premiados se lo merecen) y volvemos en breve con una nueva entrada.










Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...