miércoles, 8 de febrero de 2017

Escenografía para Musket & Tomahawk

Hemos comprobado que nuestras partidas de M&T necesitan una escenografía más variada. Tengo varios edificios en distintas fases de proceso pero me apetecía tener algunos elementos listos para las siguientes escaramuzas, así que me decidí a hacer algunos elementos rápidos que no me ocupasen mucho tiempo.

En algún rincón guardaba varios arbolillos de plástico de mala calidad, de los que suelen utilizarse para decorar tartas infantiles. No son especialmente bonitos pero con un poco de trabajo servirían para rellenar y hacer bosque. Una capa gruesa de flock, una generosa cantidad de barniz en espray y una base improvisada, y listo. Los indios podrán acechar cómodamente desde su espesura:


Lo siguiente que me planteé hacer fue unas cuantas peanas de vallados de estilo colonial. Inicialmente hice cuatro peanas, pero luego me parecieron insuficientes e hice otras dos más (¡y vistos lo bien que quedan sobre la mesa, seguramente acabaré haciendo unas cuantas más!). Me hice con dos cajas de cerillas largas, una plancha de DM, un bote de cola blanca y después de un par de ratos perdidos conseguí que tuvieran un aspecto convincente:



Una partida de huron llegan a los límites de una hacienda inglesa

Mientras se secaban los vallados decidí aprovechar un pequeño trozo de madera de balsa sobrante. No era muy grande, así que por fuerza tenía que ser un elemento pequeño y sencillo. Al final salió esta letrina... incluso los combatientes necesitan hacer sus pausas.



jueves, 12 de enero de 2017

Escenografía: campamento

El primer elemento que pinté para ambientar nuestras partidas de Musket & Tomahawk fueron estas tiendas de campaña de la marca Renedra. Son piezas fáciles de pintar y bastante detalladas y, aunque son las típicas tiendas tradicionales pensadas para ambientaciones históricas, no desentonan para nuestras bandas de Frostgrave o supervivientes postapocalípticos.

Para que las peanas no quedasen demasiado simples le añadí algunas vituallas, representando el típico equipo diseminado por un pequeño campamento.



Las cuatro tiendas quedaban bastante bien pero me parecían pocas, así que decidí fabricar otras cuantas tirando de cartón de cereales sobrante. Creo que el resultado no queda mal, pero podéis juzgar vosotros mismos:


  
La caja incluía una pequeña hoguera donde calentar la comida. Nuevamente me pareció que merecía hacerle una pequeña peana. El conjunto queda así:


viernes, 7 de octubre de 2016

Sé lo que hicisteis este verano.

¡Sigo aquí, palabra! No he desaparecido sepultado bajo la montaña de minis, pero por poco, porque últimamente entran más minis de las que salen.
Están siendo seman... meses de tiempo disperso. Ha abundado el tiempo para pintar o jugar, pero no para sacar fotos en condiciones ni publicar en el blog. Y como la vida da muchas vueltas (hasta de campana), ahora me encuentro de baja y con horas y horas de tiempo ocioso... pero sin posibilidades de poder pintar debido a la postura. De sacar fotos a lo que llevo pintado ni hablamos, claro.
Después de ponerme al día (casi) con la lectura y de superar una pasajera adicción a Netflix (todo en exceso acaba cansando), vuelvo a echar de menos terriblemente los pinceles. De momento no es posible, así que me he dicho que al menos puedo contaros en qué he estado metido este tiempo. Las fotos son rematadamente malas, me disculpo de antemano.


NUESTRA CAMPAÑA DE ALL THINGS ZOMBIE
Hemos jugado un nuevo escenario de la campaña con un resultado indeciso, donde el abanico de "¿y ahora qué?" se amplia. Puede haber muchas consecuencias, y no todas tienen por qué ser positivas. Mientras redacto el diario de Jack aquí tenéis un adelanto de cómo se pusieron las cosas.



A estas alturas de la campaña Jack y yo coincidimos en que el reglamento se nos empieza a quedar estrecho. Tiene grandes aciertos en cuanto a ambientación (Zombicide ha copiado algunos) y es bastante flexible para adaptarlo a tus gustos... hasta cierto punto. Es un juego ideado para jugar en solitario, y cuando se juega en modo cooperativo sus carencias se notan aún más ¿Solución? Buscamos un reglamento que sea cooperativo, donde los zombis los maneje el sistema y no otro jugador, y más completo y menos ligero.
¡Aceptamos sugerencias!


MI GUERRA FRANCO - INDIA
Sigo enfrascado con mi capricho particular: varias facciones para jugar escaramuzas de la guerra franco-india, un período que me encanta junto al napoleónico. He completado un pequeño campamento para mi Compañía francesa de la Marina que es igual de válido para regulares británicos, civiles... o supervivientes del apocalipsis zombi.

Terrible foto, lo sé

Mis indios se han quedado en medio del proceso de pintado. Son algo más lentos de pintar que las tropas uniformadas pero muy divertidos gracias a sus adornos y tatuajes, no hay dos exactamente iguales.



También, y rompiendo mi propia regla, he jugado  con minis sin pintar (ni siquiera  imprimadas, culpable) para probar las reglas de "Musket & Tomahawk". Se ha mostrado como un reglamento ligero, ágil y muy narrativo que cubre bastantes supuestos, y con un sistema de activación por cartas que me ha parecido muy original. Jack ha caído en la fiebre tras la partida y ha empezado a hacerse con unos cuantos piratas para asolar las colonias costeras. Pensamos exprimir este reglamento.




Las milicias canadienses emboscaron a las tropas de Su Majestad e hicieron una pequeña carnicería. Los dos líderes tenían una vieja deuda de honor pendiente y la resolvieron de una manera más personal... El capitán francés poco pudo saborear la victoria antes de que los guías mohawk se cobrasen venganza.

FROSTGRAVE
No tenía intención de probar este juego. No al principio. Luego me ofrecieron probarlo "de gratis", recordé un grupito de enanos oldschool durmiendo el sueño de los justos... y una caja de bretonianos esperando un motivo...
Bueno,qué os voy a contar que no sepáis.

Mis enanos contra el hombre de armas de Jack


"Las pinto y se las regalo a Jack, pa' que juegue". El aprendiz.

Infante

Un arquero, no puede faltar

Ladrón explorando ruinas

Cazatesoros 

Un juego que me ha dejado buen sabor de boca por sus posibilidades en una campaña. Es inevitable compararlo con Mordheim (yo no pude evitar hacerlo con "Ars Magica" por su temática) aunque es más equilibrado que éste. No hay tantos modificadores ni bandas "temáticas" que acaban desequilibrando el juego. Lo mejor de todo: que ya tienes una excusa para desempolvar aquellas viejas minis. Y descubrir en un arranque de nostalgia que sigues echando de menos aquellas partidas quinceañeras, y lo malo que eras ya entonces con los pinceles.
Yo ya me he gastado el presupuesto friki del trimestre en mi banda de estalianos.

¡Seguiremos informando!

sábado, 28 de mayo de 2016

Musket & Tomahawk: Compañía francesa de la Marina (y II)

Ha pasado bastante tiempo desde la última entrada de este blog, mucho más de lo que pretendía. A pesar de seguir pintando y montando con regularidad el tiempo para sacar fotos y publicarlas ha sido entre escaso e inexistente durante este tiempo.
Hoy que el Mundo Real me ha dado algo de licencia he decidido aprovecharlo para publicar la segunda mitad de mi Compañía Francesa de la Marina; he tenido que volver a hacer una nueva sesión de fotos, porque las que conseguí tomar hace unas semanas no eran aprovechables. Estas no son ni de lejos una maravilla, pero al menos pueden publicarse con algo de maquillaje digital.

Como ya comenté en la última entrada relacionada, las minis de Warlord se pintan prácticamente solas. Tienen unos rasgos muy marcados que se hacen visibles con apenas un lavado y un par de luces, y reconozco que es un extremo  que agradezco: últimamente pinto más para jugar que para exponer e intento perder el menor tiempo posible en trabajos de detalle y técnicas sutiles. De hecho ni siquiera estoy pintando los ojos.
El aspecto que menos me convence de esta marca -y conste que no es algo necesariamente negativo- es que tienen un canon que me recuerda mucho a las antiguas minis de GW, o más justamente a esas minis de mediados de la década de los 90: rasgos marcados, manos grandes,etc. Comparadas con la línea más realista de otras casas como las de Perry tienen un aire más tosco. Pero como digo, es pura cuestión de gustos y son minis de calidad más que aceptable.
Ya me he extendido bastante... la segunda mitad de la Compagnie Franche de la Marine.


Con este grupo he remarcado en lo posible su aspecto regimental. He intentado mantener los esquemas de  los uniformes incluso en los detalles como las bandoleras, jugando algo más con los colores de los calzones. Me gusta particularmente la figura del oficial, de pie en el centro, con el sable al hombro y la pistola preparada, aguardando a reaccionar. Con el petate y el fusil al hombro la posición en la realidad sería muy poco cómoda, pero me parece la figura con más carisma de toda la caja.
También le he prestado algo más de atención a las peanas jugando con varios tipos de hierba artificial, matojos y hierbas altas, intentando que parezca la vegetación propia de inicios de primavera, que aparece tras las últimas heladas. Aunque me gusta el aspecto final sigo buscando otras fórmulas que me dejen más satisfecho, la verdad.

Por último (la otra foto que he podido aprovechar) una foto de conjunto de la compañía al completo, dispuestos a defender las posesiones del Rey en Nueva Francia:


Toca ahora preparar algo más de escenografía y pasar a sus antagonistas: ¡las tribus indias!. Pronto os contaré más novedades... espero.


martes, 2 de febrero de 2016

Battlemech de la Mancomunidad de Lira


Tras la Casa Davion y la casa Kurita llega el turno de la Mancomunidad de Lira, gobernada por la Casa Steiner. Esta facción tiene cierto gusto por tácticas más agresivas, de modo que en la lanza he incluido dos mech pesados.
La opción más ligera que incluí es un Commando. Este modelo se encuentra presente en cualquiera de las Casas por su bajo coste y mantenimiento, y aunque no tiene una potencia de fuego muy destacable es bastante útil como exploración y apoyo.
El esquema que escogí es la librea de la Casa Steiner, blanco y azul. Esta vez opté por no envejecerlo demasiado, ya que me gustaba el aspecto pulcro que tenía.



El segundo mech de la lanza fue un Cicada. Es un mech medio (40 toneladas) con un armamento también discreto de dos láseres medios y uno ligero. A cambio tiene un blindaje algo más resistente que su compañero, y si consigue realizar un flanqueo puede ser una espina clavada en el costado de su adversario...
Escogí un color gris azulado que me acabó gustando bastante (lo volví a utilizar en otro modelo, como veréis más abajo) ya que resaltaba bastante sus volúmenes. Al final decidí incluirle una decoración ajedrezada en las patas para darle algo más de vistosidad, inspirado en una ilustración clásica de un Locust.




El tercer mech escogido es un Grasshopper. Estuve dándole vueltas a qué color utilizar con este mech pesado. Su aspecto desgarbado recuerda ciertamente a un saltamontes o un insecto, así que me decidí por el marrón claro y franjas blancas, con algunas placas de blindaje en azul para recordar su filiación lirana.



La antena y la franja blanca en la cabina le dan un toque que me gusta, la verdad. Aunque creo que le daré una segunda sesión para desgastar más su aspecto y hacerlo algo menos "orgánico", más parecido a la mole de metal y cables que es en realidad.




Y por último, el peso pesado de la lanza. El Zeus es un mech de asalto (80 toneladas) tan típico de las formaciones liranas como puede serlo el Panther entre los kuritanos. Tiene una potencia de fuego formidable, y suficiente blindaje como para aguantar el castigo de los disparos enemigos sin inmutarse.
Me decidí a repetir el tono gris azulado del Cicada porque me había gustado bastante, combinándolo con el blanco. 



Como contraste pinté las articulaciones con un esquema atigrado (pertenece  a un regimiento tradicional lirano, aunque no consigo recordar cuál...).
Estoy bastante satisfecho con el cristal anaranjado de la cabina, y las dos antenas franjeadas suponen un buen remate ¡Creo que dará mucho que hablar sobre el tablero!



Por último una foto de familia, donde se puede apreciar las diferencias de tamaño entre los mech más ligeros y los más pesados:



sábado, 23 de enero de 2016

Musket & Tomahawk: cabaña del bosque




Aprovechando que tenía una plancha de PVC que me había regalado un amigo, decidí comprobar si era un material que se texturiza tan bien como había leído. Anteriormente había hecho algunos trabajos menores con él, pero nada muy elaborado.
En la Breaking War nº 14 venía un estupendo tutorial de MorTap para hacer edificios de la Norteamérica colonial, fácil y sencillo, así me puse a ello.

La idea era construir un edificio muy sencillo, una pequeña cabaña similar a los que usaban los colonos o los cazadores en la frontera, austera y sin detalles. Nada de piedra para una estructura tan funcional: el material utilizado sería íntegramente la madera.
No hay mucho que contar del proceso, y el tutorial es corto y completo así que os remito a él. Básicamente corté las planchas de las paredes con las medidas indicadas, dibujé con un lápiz el contorno de los tablones y recorté con cuidado el hueco de la puerta y las ventanas. Luego utilicé punzones y espátulas de distintos tamaños para darle la textura (puede utilizarse también un simple palillo de barbacoa, o incluso un bolígrafo). Es un trabajo bastante fácil y sorprende lo bien que queda una vez pintado y, aunque hay algunos detalles que me gustaría pulir en próximos trabajos, he quedado bastante satisfecho.



Para hacer las puertas utilicé madera de balsa fina a la que también le di textura. El tejado está hecho de láminas de cartón superpuestas que he recortado de manera poco regular. El principal fallo que le veo es que resultan más planas que las paredes, pero no quedan mal del todo.
Para disimular las uniones de las esquinas coloqué tiras de PVC, dándoles el aspecto de vigas de tamaño grande. Es una solución que no me termina de convencer y que quiero mejorar en el siguiente intento, pero sirve para su propósito.




La base es de DM, a la que le di algo de relieve con pasta para madera, y arena. El resto lo conocemos todos: color base de marrón chocolate para simular tierra húmeda, lavado en negro, y pincel seco de marrón chocolate y ocre. No queda más que colocar el césped y algunos matojos para darle realismo...y listo.




lunes, 30 de noviembre de 2015

Musket & Tomahawk: Compañía francesa de la Marina

Recientemente me he iniciado en un... otro... nuevo proyecto. Se trata de varias facciones para el juego Musket & Tomahawk, un juego de escaramuzas ambientado en los conflictos coloniales americanos del s. XVIII. Se trata de un juego rápido y con un notable componente narrativo, un estilo de juego que a mí siempre me ha atraído mucho.



Tenía varias dudas sobre la época en que centrarme. La guerra de independencia americana resultaba muy atrayente con referentes cinematográficos muy cercanos ("El Patriota", la estupenda serie TURN) y me permitía incluir mercenarios hessianos y tropas españolas bajo el liderazgo del carismático Bernardo de Gálvez.



Pero finalmente me decanté por un conflicto algunos años anterior: la guerra franco - india. El exponente colonial de la guerra de los siete años incluía todo lo que me atraía de la guerra de independencia americana y añadía la posibilidad de incluir otras potencias del continente, como austriacos, prusianos o unidades de highlanders, sin olvidar a las tribus indias. No me faltaban referencias, como la genial "Barry Lindon" o "El último mohicano".



Después de consultar las marcas disponibles decidí comenzar con las minis de la marca Warlord. Me encanta la gama de Galloping Major, pero decidí aprovechar que las primeras eran más fáciles de conseguir en tiendas nacionales y ahorrarme de paso algo de dinero en gastos de envío. La idea inicial era comenzar por tropas continentales inglesas e indios, pero en se momento tan solo había disponible una sola caja: las compañías de la Marina francesa. De modo que opté por ella.

Las compañías francesas de la marina eran tropas pertenecientes a la armada, encargadas de defender los preciados enclaves coloniales. La guerra convencional de formaciones cerradas resultaba de poca utilidad en medio de la espesura de los bosques americanos, y las compañías francesas, formadas por unidades relativamente pequeñas, supieron tomar nota del estilo de lucha de los nativos.
Tanto es así que no solo adaptaron el estilo de lucha, sino que adoptaron buena parte de su indumentaria e incluso el armamento, como los tomahawk.



Después de esta parrafada os presento terminada la primera unidad de soldados de la marina. En la medida de lo posible he intentado mantener unos colores identificables en las camisas gris claro y los gorros con el ribete azul, y los detalles los he personalizado con detalles decorativos indios bastante discretos. El oficial mantiene su uniforme prácticamente íntegro, mientras algunos han adoptado completamente el estilo nativo.




A este segundo grupo les he añadido más detalles decorativos, como las cintas que amarran los pantalones y polainas o el fajín del oficial. El de la derecha podría pasar perfectamente por un cazados de pieles, ya que ha sustituido la camisa por otra de cuero de estilo indio. Tan solo el gorro le identifica como miembro de la marina.



Y una pequeña foto de conjunto. Son figuras que se pintan prácticamente solas al poseer unos detalles muy marcados y bien definidos, que a mí me recuerdan mucho al estilo de Foundry. Como "pero" tan solo tengo que indicar que hay que dedicar un tiempo a eliminar los restos de metal de los respiraderos del molde (¿se llaman así?) que son abundantes. Por lo demás estoy muy satisfecho con el resultado, la verdad.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...