martes, 21 de agosto de 2012

Escenografía: barriles y tanque de combustible

El verano suele ser una mala época para pintar: el tiempo libre lo inviertes en otras cosas (tomar cerveza para aliviar los calores, ir a la playa a lucir el tipo que se te queda después de la cerveza...) y las temperaturas hacen que el pincel se quede pegado al bote de pintura ¡Nada bueno sale de pintarle la cara a una mini con 42º y las persianas entornadas!
De modo que en verano el tiempo de pintura lo aprovecho pintando escenografía, que no precisa de tantos detalles. Lo último que he terminado han sido algunos barriles de combustible apilados. Son este tipo de escenografía que me gusta: ofrecen buena cobertura en las partidas, le dan mucho color a una mesa de juego, y valen para distintos tipos de ambientación: Infinity, WH40K, postapocalíptico...

Estas dos peanas están hechas con barriles de resina clonados. La calidad es desigual, pero yo aproveché precisamente los más defectuosos para representar que estaban en mal estado. También utilizo estas piezas para probar otras técnicas o materiales antes de hacerlo con minis, por aquello de que "los experimentos, con gaseosa". En este caso he aprovechado para terminar de cogerle el pulso a los pigmentos.



La técnica es simple, pero he intentado aplicarla con criterio en los lugares indicados: dos capas de color base más bien aguadas, un sombreado ligero en los rebordes y donde se unen con los otros barriles, y puntos de marrón chocolate en todas las imperfecciones para simular óxido. Luego apliqué pigmento de marrón tierra en las zonas de sombreado procurando no salirme, y cuando estaba seco (aunque no importa si no lo está totalmente), pigmento de naranja óxido. Creo que el aspecto es bastante convincente.

También he aprovechado para sacarle fotos a otros barriles que ya tenía terminados. En este caso se trata de varios barriles de Micro Arts. Los pasos utilizados en las peanas de arriba y las de abajo son las mismas, aunque tuve especial cuidado en el color blanco (quería que tuvieran un aspecto más nuevo, algunos de ellos incluso aún utilizables) y le incluí un par de calcomanías de varios tanques de la Guardia imperial.



Las últimas fotos no son de barriles, pero las he incluido porque en cierta manera tienen la misma temática. Se trata de un tanque de combustible perteneciente a un camión de juguete que encontré roto en la calle, que tuve que pegar y reparar con masilla. Lo pegué sobre una lámina de cartón pluma y recubrí ésta con algo más de masilla  (en realidad simple pasta para madera) para simular una losa de cemento.

El pintado fue muy simple: un par de capas de spray blanco para cubrir bien el color original y envejecido con pigmentos de color tierra y naranja para que pareciese sucio por la intemperie, pero no deteriorado. Los únicos detalles son las franjas verdes pintadas en los laterales y las señales de precaución, fotocopiadas y pegadas.



Y una foto final de conjunto, con Dave buscando algo de gasolina para poder llenar el depósito y escapar del infierno de Palestine:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...