jueves, 21 de junio de 2012

(Minitutorial) Armamento intercambiable en un dronbot de Infinity



Hace un tiempo mi compañero Jack se hizo con un caja de dronbots  panoceánicos y estuvimos echándoles un vistazo. Este tipo de unidades puede configurarse con cuatro tipos diferentes de equipo o armamento, y yo me ofrecí a colocarle imanes en las piezas accesorias, para que pudiese hacer intercambiable el equipo en cada partida. De eso hace ya un buen puñado de meses (nuestra campaña zombi nos ha tenido bastante ocupados) y ya iba siendo hora de cumplir el ofrecimiento, así que ayer terminé de montarlos.

Jack ya había montado la estructura principal y yo tuve que volver a desmontarla metiendo la figura en acetona para poder trabajar mejor. Ya que empezaba de cero aproveché para anclar las patas a la cabeza, de este modo no se soltará con un golpe imprevisto.

Pegué las patas e hice un pequeño agujero con un taladro manual en el centro de la cruceta; luego corté una pequeña varilla de alambre (yo uso clips de metal) y lo pegué en el agujero:


A continuación hice otro orificio en la parte inferior de la cabeza, donde debería insertarse el extremo saliente de la varilla, asegurándome de que queda en la posición deseada:



Y después de esta pequeña operación paralela vamos al grano... Las dos piezas opcionales que yo quería colocar eran un lanzamisiles y un sensor -bueno ¡creo que es un sensor!- ambos en el lateral de la cabeza. Para ello le colocaría un imán de neodimio, que son pequeños (3 mm. de diámetro) y bastante fuertes, y en los accesorios les pegaría unas pequeñas piezas metálicas para que quedasen adheridas al imán.

Para colocar el imán tuve que hacer un boquete en el costado de la cabeza del dronbot, haciendo primero un orificio con ayuda del taladro manual y la broca más grande que tenía, y luego ampliando el agujero con un bisturí. El proceso fue bastante largo y tedioso, comprobando cada poco si el imán cabía ya en el agujero, pero al final encajó a la perfección y ni siquiera hizo falta rellenar algún hueco con masilla. Este es el resultado final:


A continuación me hice con las piezas de metal que irían en el lanzamisiles y el sensor. Supongo que hay arandelas lo bastante pequeñas en las ferreterías que se podrían pegar directamente, pero no tenía tiempo ni ganas de recorrer tiendas comprobándolo... así que cogí una vieja caja de galletas.
(Chorriconsejo: comprad que el metal de la caja se pega a un imán, no sea que descubráis que habéis hecho un trabajo en balde una vez habéis pegado ya las piezas. Es algo que puede llegar a ocurrir. Creedme, llega a ocurrir)


Con un sacabocados del tamaño adecuado (los venden en las tiendas de todo a 1 €) y un martillo saqué dos discos de metal. Suelen quedar algo cóncavos, así que hay que aplanarlos con un par de golpecitos del martillo contra una superficie lisa.
(Chorriconsejo: utilizad el sacabocados en una superficie resistente a la que no le tengáis aprecio, porque es fácil que atraviese el metal y lo que haya debajo. El mismo del chorriconsejo anterior utilizó una vez una estantería como soporte...)

El siguiente paso fue pegar los discos en las piezas accesorias (¿ya has comprobado que se pegan al imán? Bien). Es importante que el disco quede bien alineado con el imán, de modo que hay que calcular bien el lugar donde debe pegarse, o el imán pierde capacidad de atracción y la pieza se cae con mayor facilidad.


Tuve que eliminar con rapidez el exceso de pegamento, porque si cubre en parte la pieza metálica crea una película que también impide que se pegue al imán como es debido. Este es el resultado:


¡Y trabajo terminado! Las piezas quedan unidas con firmeza y puedes cambiar el armamento a tu gusto de una partida para otra. Como siempre, cualquier crítica, sugerencia o duda es siempre bienvenida.











Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...