martes, 2 de febrero de 2016

Battlemech de la Mancomunidad de Lira


Tras la Casa Davion y la casa Kurita llega el turno de la Mancomunidad de Lira, gobernada por la Casa Steiner. Esta facción tiene cierto gusto por tácticas más agresivas, de modo que en la lanza he incluido dos mech pesados.
La opción más ligera que incluí es un Commando. Este modelo se encuentra presente en cualquiera de las Casas por su bajo coste y mantenimiento, y aunque no tiene una potencia de fuego muy destacable es bastante útil como exploración y apoyo.
El esquema que escogí es la librea de la Casa Steiner, blanco y azul. Esta vez opté por no envejecerlo demasiado, ya que me gustaba el aspecto pulcro que tenía.



El segundo mech de la lanza fue un Cicada. Es un mech medio (40 toneladas) con un armamento también discreto de dos láseres medios y uno ligero. A cambio tiene un blindaje algo más resistente que su compañero, y si consigue realizar un flanqueo puede ser una espina clavada en el costado de su adversario...
Escogí un color gris azulado que me acabó gustando bastante (lo volví a utilizar en otro modelo, como veréis más abajo) ya que resaltaba bastante sus volúmenes. Al final decidí incluirle una decoración ajedrezada en las patas para darle algo más de vistosidad, inspirado en una ilustración clásica de un Locust.




El tercer mech escogido es un Grasshopper. Estuve dándole vueltas a qué color utilizar con este mech pesado. Su aspecto desgarbado recuerda ciertamente a un saltamontes o un insecto, así que me decidí por el marrón claro y franjas blancas, con algunas placas de blindaje en azul para recordar su filiación lirana.



La antena y la franja blanca en la cabina le dan un toque que me gusta, la verdad. Aunque creo que le daré una segunda sesión para desgastar más su aspecto y hacerlo algo menos "orgánico", más parecido a la mole de metal y cables que es en realidad.




Y por último, el peso pesado de la lanza. El Zeus es un mech de asalto (80 toneladas) tan típico de las formaciones liranas como puede serlo el Panther entre los kuritanos. Tiene una potencia de fuego formidable, y suficiente blindaje como para aguantar el castigo de los disparos enemigos sin inmutarse.
Me decidí a repetir el tono gris azulado del Cicada porque me había gustado bastante, combinándolo con el blanco. 



Como contraste pinté las articulaciones con un esquema atigrado (pertenece  a un regimiento tradicional lirano, aunque no consigo recordar cuál...).
Estoy bastante satisfecho con el cristal anaranjado de la cabina, y las dos antenas franjeadas suponen un buen remate ¡Creo que dará mucho que hablar sobre el tablero!



Por último una foto de familia, donde se puede apreciar las diferencias de tamaño entre los mech más ligeros y los más pesados:



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...