jueves, 5 de octubre de 2017

Necrófagos para Frostgrave

Ahora que mi banda de estalianos está completa (al menos de momento) tocaba ponerse con la criaturas errantes que se ocultan en Felstad. A lo largo de años llegué a acumular y pintar bastantes esqueletos y zombis, de modo que he escogido los modelos oldschool  para nuestras partidas.
De entre la maraña de no muertos tenía también unos cuantos necrófagos (no recuerdo qué edición de Warhammer Fantasy) así que los he añadido a la colección peligros de la ciudad helada...


Me gusta la figura del necrófago: una criatura maldita que no termina de morir y condenada por un hambre insaciable ¡Una plaga de carroñeros de la no muerte!
No quise darles un aspecto putrefacto como el de zombi ya que no están estrictamente muertos muertos, aunque sí buscaba un color malsano. Utilicé un método de pintura rápido pero efectivo con varios capas de gris aplicadas con pincel seco, iluminando en tres o cuatro subidas de tono.
Luego apliqué un último pincel seco de Rotten Flesh de Games Workshop insistiendo en las zonas donde la piel presentaba peor aspecto.
Como detalles di un lavado de tinta púrpura muy aguada en las heridas, y resalté las sombras finales y las hendiduras con un lavado de tinta Agrax .


¡Ahora mis estalianos tendrán algo más de lo que preocuparse además de las bandas rivales!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...