viernes, 11 de febrero de 2011

Un poco de escenografía

Durante las últimas semanas he estado montando algo de escenografía a ratos perdidos después de comer; nada muy complejo, más bien elementos genéricos que sirvan para cualquier tipo de ambientación.
Esto es una muestra de lo que he ido terminando, varios afloramientos rocosos que bien pueden servir para jugar en un planeta desértico...aunque espero que en breve también me sirvan para ambientar las duras llanuras de Rohan!



Son bastante fáciles de hacer y la verdad es que quedan bastante bien sobre el tablero. Antes utilizaba directamente piedras reales, y aunque el aspecto era muy realista eran bastante pesadas. En esta ocasión me decidí a utilizar corteza de pino que encontré en un jardín, y el aspecto me ha gustado mucho: son ligeras, sorprendentemente duras y algunas tienen formas muy interesantes.





Por si a alguien le interesa, este es el método que he seguido. Como digo nada muy complicado:

- Después de escoger los trozos de corteza que me interesan, les he quitado las láminas superiores para que no se suelten más tarde. Estas son cortezas de pino que tienden a descamarse con facilidad, pero no tiene por qué suceder con todas. Luego hice una mezcla de cola blanca y agua (aproximadamente 2/3 de cola) y la aplico generosamente por los trozos con una brocha vieja. Lo dejé secar el tiempo necesario, en este caso fueron necesarios dos o tres días.

- Con una sierra corté los trozos por uno de los extremos para proporcionar una buena base, y los fui pegando en una peana de cartón rígido. Cuando estuvieron secos pegué arena gruesa al resto de la peana.

- Imprimé las tres peanas con pintura negra en spray. Sé que muchos recomiendan la imprimación de modelismo pero yo utilizo spray estándar del que se encuentra en cualquier tienda de pinturas. Aunque tienen un acabado satinado el brillo desaparece al pintar encima, y dan un agarre adicional a la pieza (me gusta que mi escenografía dure lo más posible). Y además es bastante más barata...

- Luego procedí a pintarlo utilizando distintos tonos de marrones y grises. Creo que para la capa base utilicé un gris medio que fui maitzando con lavados generosos de marrón chocolate, marrón claro y finalmente un pincel seco ligero de marrón ocre. Como quería dar un aspecto musgoso a las rocas les dí varios lavados de verde, sobre todo alrededor de la base.
Para la peana, si no me equivoco, dí un pincel seco de marrón chocolate y luego aclaré con un marrón cuero, seguido de un lavado de negro poco cargado. Cuando todo estuvo seco, apliqué una buena cantidad de barniz mate en spray.




- El último paso fue añadir la hierba y los matojos. Quería dar la impresión de que se trata de una tierra áspera y poco amable, inspirándome en el Folde Este de Rohan, de modo que mezclé hierba artificial verde con "hierba muerta" de Citadel. Lo fui haciendo en pequeñas cantidades, de modo que cuando se me acababa y tenía que volver a hacer más nunca tenían la misma proporción. De este modo conseguí más variedad de matices.
Para los arbustos utilicé algunos trozos de musgo oscuro pegados a las rocas, para simular que solo podía crecer algo más alto que la hierba si no era al abrigo del viento.

 El último paso fue dar un pequeño pincel seco para eliminar el exceso de brillo en la hierba, aunque si en la foto sale más brillante de lo que se ve en la realidad es por culpa del flash.

Y poco más, escenografía fácil, rápida, resultona y sobre todo barata. Creo que podré estrenarlas dentro de poco en la próxima partida, con un poco de suerte. Como siempre me gustaría conocer opiniones, críticas y sugerencias por vuestra parte.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...