martes, 14 de junio de 2011

Abriendo la caja de Infinity!



A continuación y en primicia (bueno, al menos para algunos) os presento otra retahíla de fotos mostrando el contenido de mi última compra.

(Estas entradas tan chuscas son en realidad muy útiles para los blogueros:
1- permiten mantener actualizado un blog sin que el autor se canse
2- entran rapidico por el ojo, lo que ayuda a mantener vuestra fidelidad, queridos lectores
3- la motivación final: aumentan el número de visitas y seguidores, que engordan mi podrido ego hasta alcanzar el volumen de la panza de Papa Nurgle, je je)

De modo que voy a destriparos a golpe de foto la caja de inicio (starter pack para nuestros amigos anglosajones) del Ejército Combinado de Infinity, que es la fuerza que he escogido para adentrarme en este juego.
Para los que no lo conozcan, el Ejército Combinado es una fuerza de varias razas alienígenas controladas por la “Inteligencia Evolucionada”, una inteligencia artificial de origen desconocido que ha puesto en el punto de mira a la Humanidad como nueva raza a conquistar. Las distintas razas que componen el ejército (morat, shavastii, caróntidas...) comparten un enorme entusiasmo por la violencia en todas sus formas, un aspecto físico poco agraciado y probablemente una higiene personal bastante deficiente. Por lo que he ido averiguando en la vanguardia se encuentran los morat, una raza de cultura marcial que un buen amigo mío ha definido "como los klingon, pero en cabrón" ¡Así me gusta, que se note quiénes son los malos en esta peli!

La idea de un conglomerado de razas unidas por una voluntad extraña y el aspecto de algunas de estas (inicialmente los shavastii, ahora también mucho los morat) me resultaba muy atractiva y fue lo que me decidió finalmente a escogerlos como opción. De modo que nada de aguerridos paladines, temerarios comandos o hábiles macizas en este ejército .

Cajita compacta, con una presentación impecable y colores llamativos (no hay rastro de calaveras, águilas bicéfalas ni  cosas por el estilo) .




Detalle que me ha gustado: marcadores de heridas, camuflaje y demás incluidos en la propia caja.




El embalaje, pudiendo ser mejor, es bastante bueno. No estaría mal que todas las minis (incluso las de una sola pieza) viniesen también dentro de una bolsita para evitar golpes. Que viniesen en celdas de gomaespuma ya sería la leche, pero siendo justos hay que decir que vienen bastante herméticas y es difícil que se muevan.




Una de las minis que va en bolsas. Tienen algunas rebabas y líneas de molde, pero entran dentro de lo esperado. Otro detalle que me ha gustado: cada mini incluye su propio número de serie para posibles reclamaciones, como la falta de alguna pieza.



La calidad del modelado es francamente bueno, con unas líneas muy limpias.






Para un jugador acostumbrado al "canon GW" (con sus pros y sus contras) sorprende tener en mano modelos en escala real: incluso las minis más tochas tienen un aspecto estilizado.






Comparación con guardia imperial de Warhammer 40.000. Los morat son más altos que los humanos, comparados con otras minis de Infinity la diferencia salta aún más a la vista.



Y hasta aquí el avance de mis primeras impresiones. Ya estoy dándole vueltas a las reglas y al esquema de color de estos tipejos, a ver si doy con algo que me convenza más que el esquema oficial!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...